Este sitio web utiliza cookies. Más información

Papillote de salmón con salteado de col y hinojo al cava

Publicat el 22/11/2016

Papillote de salmón con salteado de col y hinojo al cava

Hay muchas maneras de cocinar los alimentos, aunque en el día a día usamos dos o tres como mucho. Una de las técnicas que no usamos a diario es la papillote, aunque no da mucho trabajo una vez se ha aprendido y es una manera sana y muy sabrosa de cocer los alimentos aprovechando todos sus jugos. Como no pierden nada de humedad, se mantienen tiernos y jugosos.

Para cocer un alimento en papillote sólo hay que tener en cuenta un par de normas: debe hacerse en un recipiente que cierre muy bien, porque los alimentos se cocerán dentro al vapor, y lógicamente, tiene que haber algún líquido que genere este vapor. El cava es ideal para hacer este papel, ya que aporta a la preparación no sólo humedad, sino todas sus aromas y sabores, que no se evaporan como durante la cocción en cacerola o sartén abierta.

Además de estas dos reglas básicas, es aconsejable utilizar productos que no necesiten un tiempo de cocción largo, por eso se suelen cocer en papillote verduras, pescados y carnes blancas. Además, se debe procurar que los diferentes ingredientes tengan un tiempo de cocción similar, de manera que los cortaremos más o menos a la misma medida para que cuezan igual, y si alguno necesita más tiempo, le podemos dar una cocción previa saltando- en una sartén, por ejemplo, como haremos en la receta de hoy. En cualquier caso, descartamos los productos muy duros y también los muy blandos, porque se nos desharán durante la cocción.

No hay que poner el horno muy fuerte, a unos 180º es suficiente, y el tiempo de cocción varía en función del producto y del punto que nos guste, pero normalmente se sitúa entre 15 y 30 minutos. En cualquier caso, un indicio que no suele fallar si usamos papel de aluminio es que cuando los alimentos son cocidos, el paquete se hincha mucho.

Para cocer en papillote, la forma tradicional es utilizar el mencionado papel de plata o de aluminio, o bien papel de horno, efectuando fuerza pliegues en los bordes para que quede bien sellado. Actualmente venden estuches de silicona aptos para el horno que evitan el trabajo de envolver los alimentos y el gasto de papel de plata, que es difícil de reciclar.

Sea como sea, si presentamos el recipiente a los comensales sin abrir, para que lo haga él mismo a la mesa y perciba todos los aromas que se desprenden cuando se abre el paquete, seguro que quedaremos bien y recibiremos los elogios de todos.

Ingredientes para 4 personas

  • 4 filetes o rodajas de salmón
  • 1 copa generosa de cava Celler Vell
  • 1/2 col blanca
  • 1 bulbo de hinojo no muy grande
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

Papillote de salmón al cava

Sacamos las hojas exteriores de la col y la parte más dura del centro, y la cortamos en juliana, es decir, en tiras largas y finas. Las lavamos y reservamos. Hacemos lo mismo con el hinojo, el partimos por la mitad, sacamos la parte central más dura y lo cortamos en juliana. Reservamos también algunas hojas verdes de las que suelen ir pegadas al bulbo, que será la hierba con la que aromatizar el pescado.

En una sartén grande o aún mejor en un wok con un poco de aceite y a fuego fuerte, saltamos las verduras durante unos minutos, para hacerles perder la dureza y darles un toque tostado que potenciará el gusto. Si no tenemos un wok muy grande, es mejor hacerlo en dos veces. Salamos. Salpimentamos los filetes o rodajas de salmón.

Cortamos cuatro rectángulos de papel de aluminio y en el centro ponemos una base de verdura salteada, encima el pescado y unas hojas de hinojo en lo alto. Regamos con un chorro de cava.

Plegamos enseguida para que no se escape el líquido, haciendo pasar la mitad del papel de plata por encima del pescado, atornillamos los bordes con dos o tres pliegues, de manera que los paquetes queden herméticamente cerrados, y los depositamos sobre una bandeja de ir al horno.

Cocinamos en el horno precalentado a 180º durante 10-15 minutos, según como nos guste el pescado de hecho, o hasta que los paquetes se hinchen.

Depositamos los paquetes sobre el plato para que los comensales lo abran a la mesa, o bien lo hacemos en la cocina y traspasamos pescado y verduras en el plato de servir.

Acompañamos con el mismo cava Celler Vell que hemos abierto para cocinar papillote.

Receta elaborada por Manel Bonafacia del blog Cuina Generosa.

Publicado en Recetas con cava

PRODUCTOS RELACIONADOS

Estruch Brut Nature Gran Reserva Eco

Oro intenso con reflejos verdosos. Burbuja muy fina, formando corona...