Este sitio web utiliza cookies. Más información

Mejillones en escabeche suave de cava rosado

Publicat el 18/05/2016

Mejillones en escabeche suave de cava rosado

Del cava se han dicho muchas cosas no siempre exactas, hay muchos mitos que por suerte van desapareciendo, como que es una bebida para acompañar los postres. A mí, precisamente, me gusta mucho en el otro extremo de la comida, al inicio, con los aperitivos, y especialmente si es un cava rosado. Una copa de este cava acompaña perfectamente los prolegómenos de la comida y relaja el ambiente, propiciando la conversación, mientras se pica a la espera de la comida o de la cena.

Otro mito que debe caer, el de la cocina con vino en general, y con cava en particular: hay quien le duele tirar un vaso de vino bueno a la cazuela y opta por vinos baratos, cuando no pésimos, que poca cosa pueden aportar al plato, sin tener en cuenta que el ahorro que supone utilizar un vino malo no pasará de medio euro, y tal vez el pescado que estamos cocinando, por ejemplo, nos ha costado 20 o 30.

Por lo tanto, lo mejor es empezar en la cocina el vino o el cava que serviremos en el almuerzo y destinar una parte a preparar el plato con el que maridará; sin duda el placer a la hora de la comida se multiplicará.

Enlazando con lo que decía al principio, sobre el cava rosado y el aperitivo, se me ocurrió esta receta, que liga las dos cosas. El Celler Vell Extra Brut Rosé, elaborado con garnacha y Pinot Noir, aporta a este escabeche suave un toque diferente que estoy seguro que os gustará.

Ingredientes

  • 1 kg de mejillones
  • 1 y 1/2 copas de cava rosado Celler Vell
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 100 ml de vinagre de manzana
  • 1 cebolleta mediana
  • 4 o 5 dientes de ajo no muy grandes
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharada de pimienta negra en grano
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo

Mejillones en escabeche suave de cava rosado

Preparación

Pelamos y picamos la cebolla pequeña. Pelamos los ajos y los dejamos enteros.

Ponemos el aceite en una sartén y cuando esté caliente añadimos la cebolla, los ajos, el laurel, el tomillo y los granos de pimienta. Dejamos sofreír a fuego suave.

Mientras tanto, limpiamos los mejillones, sacándolos las adherencias de la cáscara y las barbas.

En una olla, ponemos a calentar media copa de cava, añadimos los mejillones, tapamos y dejamos cocer a fuego alto hasta que se abran con el vapor del cava. Los retiramos enseguida que sean abiertos, y colamos el caldo.

Una vez fríos, sacamos los mejillones de la cáscara y acabamos de limpiar las barbas que hayan quedado.

Añadimos el vinagre, el jugo de los mejillones y los pimientos rojos en la sartén donde teníamos la cebolla y los ajos y dejamos reducir durante cinco minutos. Retiramos del fuego y añadimos los mejillones cuando el escabeche esté tibio.

Dejamos enfriar y guardamos en la nevera en un recipiente cerrado.

Nos los podemos comer enseguida, pero estarán más buenos a partir del día siguiente. Los podemos servir en una lata simulando una conserva; se venden en establecimientos especializados en utensilios para la cocina.

Receta elaborada por Manel Bonafacia del blog Cuina Generosa.

Publicado en Recetas con cava

PRODUCTOS RELACIONADOS

Celler Vell Extra Brut Rose

Rosado brillante, de aroma floral y sabor muy afrutado. Ideal...