Este sitio web utiliza cookies. Más información

Panellets, la gran pareja del cava

Publicat el 29/10/2015

Panellets, la gran pareja del cava

Se acerca Todos los Santos y como manda la tradición celebramos este día con unos panellets y abriendo una botella de cava. Hoy os proponemos la receta tradicional de los panellets y unos cuantos trucos para prepararlos y maridarlos, eso sí, con cualquiera de nuestros cavas. El que más le guste, que todos ligan muy bien!

Los panellets no tienen más secreto que utilizar buenos productos, porque la base es el mazapán, es decir, una mezcla de almendra molida y azúcar, en la que podemos añadir los gustos clásicos o los que más nos gusten

Ingredientes para un kilo de base de mazapán

  • 500 g de harina de almendra (almendra molida)
  • 500 g de azúcar
  • 100 ml de agua- ralladura de limón (optativo)

Además:

Yemas de huevo, azúcar, piñones, dados de almendra cruda, cacao en polvo, café soluble, membrillo, cerezas en almíbar, coco, nueces...
Panellets

Preparación

Para que el mazapán nos quede más fino, podemos triturar el azúcar con una batidora de vaso americano o directamente usar azúcar lustre, el azúcar en polvo que encontramos en todas las tiendas y supermercadaos. Mezclamos el azúcar, el polvo de almendra y la ralladura de limón y añadimos el agua hasta conseguir un mazapán fino; lo dejamos reposar varias horas, incluso de un día para otro.

Esta base la dividiremos en tantas partes como panellets diferentes queramos hacer: si queremos de piñones, de almendras, de coco, de chocolate y de café, por ejemplo, haremos cinco partes de 200 gramos cada una. Si queremos mucha más variedad, tendremos que aumentar las cantidades para hacer más mazapán, por ejemplo, 750 g de almendra, 750 de azúcar y 150 ml de agua para conseguir un kilo y medio de mazapán.

Preparamos también un almíbar tanto por tanto, es decir, con la misma cantidad de azúcar que de agua, que pondremos en un cazo al fuego hasta que hierva, entonces apartaremos del y dejaremos enfriar. El almíbar nos ayudará a pegar los piñones y la almendra y a dar brillo a los panellets.

 

Panellets

 

Elaboración

Cada clase de panellets requiere una elaboración diferente, con algunos trucos que se encuentra al final de este post.

De piñones: en un bol mezclamos los piñones (más o menos el mismo peso que el mazapán que destinamos a estos panellets) con una yema de huevo o dos y la misma cantidad del almíbar que hemos preparado. Hacemos bolitas regulares de mazapán, de unos 12-15 g cada una. Cogemos un puñado de piñones con una mano y con la otra una bolita de mazapán, juntamos las manos y las movemos con movimientos circulares para que se peguen los piñones. Los ponemos en una bandeja, los pintamos por encima con la mezcla de huevo y almíbar y los cocemos en el horno a 250º hasta que los piñones queden bien doraditos (con cinco minutos generalmente es suficiente). Si queremos que queden bien brillantes, al salir del horno los pintamos con otra capa de la mezcla de huevo y almíbar.

De almendras: Se preparamos de la misma manera que los de piñones, pero normalmente se les da forma alargada y se rebozan con granito de almendra cruda, que pegaremos igual que los piñones. Coceremos de la misma manera.

De chocolate: Estos los podemos preparar fundiendo chocolate de repostería al baño maría o en el microondas a baja potencia, unos 20 g por esta cantidad, y añadiendo al mazapán, o mezclando la masa base con cacao 100% en polvo. Los coceremos al horno a 250º, con tres minutos será suficiente. Una vez fríos, se pueden espolvorear con azúcar lustre por encima.

De coco: añadimos al mazapán la misma cantidad (en peso) de coco rallado, mezclamos bien, hacemos bolitas un poco más grandes que los de piñones y les damos forma. Generalmente se les da forma de seta, y se pinta con huevo batido la punta para pegar coco. Se cuecen también tres minutos en el horno a máxima temperatura.

De café: igual que con los de chocolate, podemos mezclar una cucharada de café soluble en el mazapán, o bien disolver el café con una cucharada de agua, y añadir esta pasta en el mazapán. Haremos bolas alargadas que marcaremos por medio con el revés de un cuchillo, por lo que simulen grandes de cafè.Els cocemos 3 minutos en el horno a 250º, así como los podemos espolvorear con azúcar polvo al salir del horno.

De membrillo: Cortamos el membrillo en dados. Hacemos bolitas de mazapán de unos 15 g, los ponemos encima un dado de membrillo y presionamos aplastando un poco el panellet. También podemos hacer un churro largo de mazapán, abrirlo por medio, rellenarlos con tiras de membrillo y volverlo a cerrar. Cortamos trozos iguales de este xurro.Pintem los panellets con la mezcla de huevo y almíbar y los cocemos en el horno unos 3 minutos.Con guinda: Hacemos bolitas de mazapán de unos 15 g, los ponemos encima media guinda en almíbar, y presionamos aplastando un poco el panellet. Pintamos el mazapán con la mezcla de huevo y almíbar y cocemos en el horno 3 minutos.

Otros gustos: De hecho, se pueden hacer panellets de infinidad de sabores, una vez tengamos la base de mazapán: por ejemplo, añadiendo vainilla natural, o esencia de limón, con un dado de chocolate negro o chocolate blanco en el centro, con pistachos...

Alternativas y consejos

Para conseguir rebajar el precio de las materias primas, o para suavizar el sabor del mazapán, hay muchos gente que el azúcar y la almendra añade patata o boniato cocidos. Se puede hacer, en una proporción aproximada de un tercio de cada, o adaptándolas a su gusto o posibilidades. En este caso, no será necesario añadir agua o defecto tendremos que poner muy poca, porque tanto la papa como el boniato ya ayudarán a ligar el azúcar y la almendra, que son elementos secs.De todos modos, la almendra molienda no es el ingrediente más caro y no se ahorra mucho poniendo patata. Lo más caro son los piñones, de modo que para reducir el presupuesto, podemos hacer menos de piñones y más de coco o de chocolate, por ejemplo.

La cocción es casi la parte más importante del proceso para conseguir unos buenos panellets: se debe hacer con el horno a máxima temperatura, 250º en los hornos domésticos, y unos tres minutos, no hace falta más, excepto en los de piñones y almendra , que esperaremos que cojan un bonito color daurat.Quan saquemos los panellets en el horno no los tocaremos, se nos desharían en las manos: dejaremos que se enfríen y entonces nos pondremos en la bandeja de servicio.

Receta elaborada por Manel Bonafacia del blog Cuina Generosa.

Publicado en Recetas con cava